Ya estamos en tiempo de comuniones. ¿Ya sabes cómo decorar? Una comunión azul y blanco  vale tanto para chico como para chica. Es una combinación clásica y si eliges los tonos celestes alejándote del azul marino quedará mucho mejor. Una comunión en azul y blanco es elegante y a la vez sobria, por lo que es una buena opción para elegir esta temática. Tanto si celebras la comunión en casa como en un bar o local, es importante que mires por los detalles. Combina pompones, globos, banderines, farolillos y rosetones en color azul y blanco.

Decora la mesa con un mantel azul y utiliza flores blancas en jarrones de cristal como centro de mesa. También puedes hacer centros de mesa con globos blancos y azules. Si hacéis la fiesta en casa no os compliquéis. Elegid vajilla desechable en color azul celeste, al igual que la cubertería que también vaya a juego. Además hay que decorar con adornos temáticos de comunión en los colores elegidos para que nadie olvide que está en una fiesta de comunión.

Deja un espacio para la mesa dulce. El mantel también puede ser azul y juega con el blanco y el azul para las chuches. Además de dulces puedes poner aperitivos salados y crear una combinación mixta. Decora la mesa dulce con jaulas, botes de cristal, cajitas de madera, pajitas, stands para las cupcakes y con todo lo que creas necesario. Las cajas de madera también se pueden utilizar para colocar los regalitos. Y para seguir con la fiesta, haz un Photocall, elige un espacio

Elige un espacio para el Photocall. Coloca una cortina o una tela como fondo. Ten a mano pelucas, gafas y elementos divertidos para que la fiesta sea inolvidable.

 

 

Imagen: pinterest

Powered by WPeMatico