Las torrijas son el postre estrella de la Cuaresma y Semana Santa. Se preparan en todo el país y es fácil encontrarlas en hogares, pastelerías y restaurantes. Aunque la receta torrijas puede parecer fácil, realmente no lo es. Y respecto a la variedad, podrás encontrar las torrijas de leche, de vino, almíbar, con canela, azúcar, al horno, fritas, rellenas, etc. A continuación os daremos las torrijas receta arguiñano ese gran cocinero del País Vasco que nos deleita con sus platos.

 

Ingredientes:

 

  • 1 trozo de pan del día anterior
  • 1/4 l de leche
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 limón
  • 1 rama de canela
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo

 

Preparación: 

Pon leche en un cazo. Limpia el limón y con un cuchillo corta un trozo de su corteza y añade junto a la rama de canela. Pon a cocer la mezcla a fuego suave durante unos cinco minutos. Luego coloca en una fuente que sea amplia y deja templar. Corta el pan en rodajas diagonales de unos 2-3 centímetros y ponlas en un plato. Con un cazo, vierte la leche por encima y empapa bien durante unos 10 minutos. Pon la harina en un plato, casca los huevos y bate.

Escurre las rodajas de pan y pásalas por huevo y harina. En una sartén calienta el aceite y fríe las torrijas, 1 minuto cada lado, hasta que las veas doradas. Ponlas en un plato forrado con papel absorbente para que escurra el aceite. Mezcla el azúcar y la canela en polvo y espolvorea.

 

Consejos:

  • No uses pan del día, mejor que sea de varios días y mientras más seco mejor. Existen panes especiales para torrijas, pero no es necesario comprarlo, con el pan de toda la vida se pueden elaborar. El mejor pan ha de tener la miga densa y la corteza fina.
  • Además de la leche, recomendamos infusionar las torrijas con canela y algún cítrico como naranja o limón.
  • Luego de empapar las torrijas, pasa ambos lados  fríe en aceite caliente.
  • Al terminar las torrijas puedes rociarlas con miel, pero tampoco te pases.
  • Consume las torrijas recién hechas, templadas o  que estén a temperatura ambiente. Lo mejor es comerlas el mismo día, en caso de que no puedas, no las guardes en la nevera, mejor a temperatura ambiente.

 

Imagen: pinterest

Powered by WPeMatico